El 28 de enero de 1996, antes de un partido entre Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao, una aficionada llamada Margarita colocó doce claveles rojos y doce blancos en el tiro de esquina del Vicente Calderón.

La aficionada pronosticó cuatro goles de su equipo, algo que se cumplió. Los Colchoneros ganaron y en esa temporada histórica del doblete, nació una tradición.

25 años después, con 73 años, Margarita continúa colocando las flores en el corner, aún tras la mudanza al Wanda Metropolitano.

Es por ello que el sábado, antes del partido entre Atleti y Valladolid, Koke se conectó con Margarita vía videollamada y le pidió ayuda para mantener viva la cábala.

VER MÁS: 57 MINUTOS DE HÉCTOR HERRERA EN LA VICTORIA COLCHONERA FRENTE AL VALLADOLID

“¿Me ayudas a ponerlo o qué? ¿Lo coloco por aquí? Tú me dices”, se le escucha decir al capitán rojiblanco.

Al parecer, pedir la ayuda de Margarita rindió frutos. El mismo Koke cobró un corner que terminó con el gol de la victoria por parte de Vitolo.

Aunque aquél día de 1996 la apasionada seguidora colocó las flores en honor a Milinko Pantic, la mística ayuda se volvió a hacer presente.

Y no es la primera vez. Un tiro de esquina cobrado de ese mismo corner terminó con el gol del empate de último minuto, cortesía de Héctor Herrera ante la Juventus, en la actual edición de la UEFA Champions League.

La temporada pasada, la ayuda de Margarita también se hizo presente una vez más vía el gol del empate de Rodrigo tras un tiro de esquina ante el Athletic de Bilbao.

Tradición o pura buena suerte, el Atlético ahora se encuentra en tercera posición de la tabla, por encima del Sevilla.