Marcus Rashford, delantero del Manchester United, ve con buenos ojos la opción de fichar por el Barcelona, club que ya se interesó por él en el pasado, debido a la situación que vive en el Manchester United, donde existe un ‘overbooking’ de atacantes.

Rashford, que termina contrato con el United en junio de 2023, aunque el club inglés se guarda la posibilidad de extender un año el acuerdo con el jugador si así lo quisiera, es consciente de que esta temporada sus opciones de jugar se han reducido, por lo que empieza a tantear la posibilidad de salir, según pudo saber Efe.

El interés del Barcelona no es nuevo, ya que hace tres años, el conjunto blaugrana se puso en contacto con él para ficharle, pero este decidió renovar su contrato con la entidad inglesa. La situación es distinta ahora, tras varias conversaciones entre el club y el jugador para renovar, pero sin ofertas aún sobre la mesa.

A la puja por el delantero inglés se podría unir el Paris Saint Germain, que ya ha contactado con los representantes de Rashford.

El momento actual del Barcelona, en plena reconstrucción, no preocupa al jugador inglés, que confía en que continúe siendo un club de primer nivel.

Criado en la cantera de los ‘Diablos Rojos’, Rashford ha desarrollado toda su carrera en el United, pero ha visto bajar su participación en los últimos meses, tanto por sus problemas físicos como por la llegada de competencia a Mánchester.

El delantero inglés se tuvo que operar del hombro tras la final de la Eurocopa que Inglaterra perdió con Italia, lo que le tuvo fuera los siete primeros encuentros de la Premier League. Desde entonces, solo ha sido titular en cinco ocasiones en liga, anotando dos goles, mientras que en la Champions League ha iniciado dos partidos y jugado otro como suplente y ha marcado un gol.

Además de la llegada de Cristiano Ronaldo al United, Rashford también compite con Jadon Sancho, por el que se pagaron 100 millones este verano, Edinson Cavani y Anthony Martial, que se encuentran en una situación parecida a la suya, y Mason Greenwood, que le está eclipsando esta temporada con 17 encuentros jugados y cinco goles anotados.

Además, el United ya ha empezado a apuntalar el futuro del equipo con el fichaje en invierno del joven Amed Diallo, procedente del Atalanta, por una cantidad superior a los 20 millones de euros.

Esta serie de decisiones han abierto la puerta a un Rashford que, a sus 24 años, tendría que dar un giro completo a su carrera, marchándose de la ciudad en la que creció y en la que se ha convertido en un símbolo por sus acciones fuera de la cancha.

El delantero es uno de los futbolistas más comprometidos en la lucha contra la pobreza y se ha implicado para evitar que el Gobierno retirase ayudas a la alimentación a los niños desfavorecidos durante la pandemia.

EFE