Diego Maradona cree que el Barcelona "no es un club fácil" y que a
Lionel Messi "no lo trataron como se merecía" porque no lo dejaron
abandonarlo a pesar de que "les dio todo".

"Yo sabía que eso iba a
terminar mal y pensé que Leo se iba. Me pasó a mí también. El Barcelona
no es un club fácil y son muchos años los que él lleva ahí, y no lo
trataron como se merecía", dijo Maradona al diario Clarín.

"Les
dio todo, los llevó a lo más alto y un día quiso salir para cambiar de
aire y le dijeron que no. Lo que pasa es que pegar un portazo no es
fácil, hay contrato, un club muy grande, la gente que te quiere. Yo en
el Nápoli no lo hice", añadió.

El campeón del mundo con Argentina
en México 1986 dijo que en el día que cumple 60 años sus deseos son que
la pandemia del coronavirus "pase cuanto antes", y que "Argentina pueda
salir adelante" en el gobierno de Alberto Fernández.

"Quiero que
todos los argentinos estén bien, tenemos un país hermoso y confío en
que nuestro presidente va a poder sacarnos de este momento. Me da mucha
pena cuando veo chicos que no tienen para comer, yo sé lo que es pasar
hambre, sé lo que se siente en la panza cuando no comés por varios días y
eso no puede pasar en mi país", manifestó.

Dijo que fue y todavía es muy feliz porque el fútbol le dio incluso "más de lo que hubiese imaginado".

"Y
si no hubiese tenido esa adicción habría podido jugar mucho más. Pero
hoy eso es pasado, estoy bien y lo que más lamento es no tener a mis
viejos. Siempre pido ese deseo, un día más con 'la Tota' (la madre,
Dalma Salvadora Franco), pero sé que desde el cielo está orgullosa de mí
y que fue muy feliz", concluyó.