El Manchester City ha conquistado por cuarta ocasión consecutiva la Copa de la Liga de Inglaterra, al derrotar por la mínima al Tottenham en la mítica cancha de Wembley, alcanzando asi al Liverpool como los más ganadores en la historia de la competencia, con ocho campeonatos.

Un primer tiempo en el que los Sky Blues iniciaron con presión alta, utilizando la velocidad por las bandas y la posesión de balón como sus mayores herramientas para generar peligro sobre la meta de Hugo Lloris, que logró mantener su arco en cero tras la primera mitad, pese a los importantes intentos de Sterling, Foden, Mahrez y De Bruyne.

La segunda mitad no cambió mucho el tenor, y aunque el Tottenham intentó replegarse para evitar la caída de su marco, el amplio dominio del Manchester City terminó por verse reflejado en el marcador a 8 minutos del final.

Fue Aymeric Laporte quien ganó por todo lo alto para mandar el balón al fondo de las redes, dando rumbo definitivo al encuentro.

De esta manera, el Manchester City conquista su primer titulo del año, el cual podría marcar el camino de unas semanas en las que se jugará dos coronas más: Premier League y UEFA Champions League.