El Chelsea, dirigido por el italiano Antonio Conte, salió derrotado hoy por 2-0 en un amistoso en la inauguración del Allianz Stadion, el nuevo campo del Rapid de Viena.

Ante un aforo completo de 28.600 personas, el gran ambiente vivido con cánticos y bengalas verdes, color que viste el equipo austríaco, acompañaron al equipo local en todo momento.

Los goles locales llegaron en los minutos 8 (Joeliton) y 83 (Tomi), mientras que el Chelsea se acercó con peligro a la meta vienesa solo en contadas ocasiones.