Luka Jović tendrá que declarar ante la Fiscalía de Belgrado por haber violado la cuarentena domiciliaria a la que estaba obligado al regresar a su país.

La Fiscalía solicitó el pasado 19 de marzo a la Policía que denunciara al delantero del Real Madrid por haber roto el aislamiento domiciliario, en su caso de 28 días, al que están obligados todos los ciudadanos serbios que regresan al país desde una zona considerada de alto riesgo de infección por coronavirus.

Jović aseguró que había ido a la farmacia y que no conocía bien las normas de aislamiento y pensaba que estaba permitido salir una vez al día para compras esenciales.

El futbolista se enfrenta a una posible sanción que puede ir desde una multa económica superior a los mil 200 euros o a ser condenado a tres años de cárcel.

Ver más: BARCELONA Y CHELSEA HARÍAN UN CANJE POR COUTINHO & KANTÉ