Tras el anuncio de Álvaro Morata como nuevo jugador de la Juventus, es solamente cuestión de tiempo antes que Luis Suárez sea confirmado como su reemplazo en el Atlético de Madrid.

Según medios españoles, el intento de rejuvenecer el club por parte de Josep Maria Bartomeu, al igual que mover a pesos pesados del vestuario, habrían llevado a la decisión del Barcelona de dejar ir a Suárez como agente libre.

En imágenes difundidas por El Chiringuito, Suárez se ve abandonando las instalaciones del Barça tras supuestamente haberse despedido de sus compañeros. El medio reporta que Suárez dijo adiós al plantel del primer equipo “entre lágrimas”.

El contrato del tercer mayor goleador en la historia de los catalanes con el ‘Atleti’ sería de dos años, e incluiría pagos por objetivos que subirían hasta los dos millones de euros.

Suárez parecía ser refuerzo confirmado de la ‘Juve’, pero retrasos al aplicar a recibir el pasaporte italiano habrían dado fin a la operación, centrando los esfuerzos de los ‘Bianconeri’ en Morata.

Ronald Koeman le habría avisado al ariete sudamericano que no formaba parte de sus planes a finales de agosto. La supuesta llamada sucedió días después de que ‘Lucho’ expresara su deseo de permanecer en la institución a la que llegó en el 2014. 

“Honestamente creo que nadie puede poner en duda mi compromiso con el Barcelona”, declaró Suárez en ese entonces, que admitió que no tendría problemas con una posible suplencia. 

“Obviamente. Lo aceptaría aquí como lo acepté siempre en mi carrera. La competencia siempre es buena y si el técnico considera que debo arrancar desde el banquillo no tengo problema en ayudar con el rol que me otorguen. Creo que aún puedo aportar mucho a este club”, comentó el jugador.