Luego de que Luis Malagón saliera en camilla del partido entre México y Estados Unidos, ha sido el propio guardameta el encargado de comunicar que no ha sufrido ninguna fractura, como se llegó a especular tras el choque que sufrió con Andrés Perea.

“Gracias a todos. Gloria a Dios no tuve fractura”, compartió el arquer necaxista en un historia de Instagram donde ya se le puede ver con un cabestrillo en el brazo izquierdo.

Las alarmas se habían encendido luego de que Malagón abandonara el terreno de juego ante un evidente gesto de dolor que generó versiones de una posible fractura que podría poner en riesgo su tentativa participáción en Tokio 2020.

Si bien no se ha dado a conocer un diagnostico defenitivo sobre la lesión, el hecho de que se descarte la fractura genera un panorama mucho más alentador de cara a su recuperación.

VER MÁS: MÉXICO DERROTÓ A ESTADOS UNIDOS Y LLEGA A LAS SEMIFINALES DEL PREOLÍMPICO CON PASO PERFECTO