La selección española volverá a jugar con espectadores en las gradas,
hasta 21 mil seguidores en el duelo de la cuarta jornada de la Liga de
Naciones ante Ucrania, un hecho que celebró el seleccionador Luis
Enrique Martínez aunque apoyen a su rival, porque es un avance "hacia la
normalidad".

La realidad en España está lejos de volver a acoger
espectadores en un partido de fútbol. Sin embargo, en una semana la
selección española visitó a Portugal, con aficionados en Lisboa, y
subirán hasta los 21 mil en Ucrania.

"Es una realidad que mirando
el panorama general todos debemos apreciar que jugar ante 15 mil espectadores es optimista para todos porque parece que podemos recuperar
la normalidad", analizó.

"Es mejor para la selección local pero
en nuestro caso el hecho de jugar con público es una alegría aunque no
nos animen a nosotros. Todo lo que sea avanzar hacia la normalidad es
algo positivo", añadió.