Roman Reings y Seth Rollins se enfrentaron en el combate estelar de Monday Night Raw para decidir quién sería el contendiente por el campeonato de Dean Ambrose en Battleground.

La pelea entre ‘El Arquitecto’ y ‘El Poder personificado’ fue brutal, las acciones se salieron del cuadrilátero y se golearon en la mesa de transmisión. Ambas super estrellas perdieron la noción del tiempo y la cuenta los llevó a ambos a la descalificación.

Al no haber un ganador, Shane Mcmahon decidió que Roman Reigns, Seth Rollins y Dean Ambrose se enfrentarán en una lucha de triple amenaza por el campeonato de peso completo de WWE en Battleground.