Luis Enrique Martínez, seleccionador español, aseguró en un encuentro
virtual con aficionados que el jugador que más le ha impresionado en
toda su carrera es el argentino Leo Messi, mostró palabras de cariño
hacia el Barcelona, dejando las puertas abiertas a un futuro regreso,
aunque aseguró que espera estar "muchos años" al mando de la selección y
guiarla a volver a conquistar títulos.

"El jugador que más me
ha impresionado en mi carrera es Leo Messi, después Iniesta está muy
cerca de algo parecido, aunque Leo está con gran diferencia a los
demás", confesó Luis Enrique en su rueda de prensa virtual con preguntas
lanzadas por aficionados de La Roja.

En plena cuarentena por el
coronavirus, Luis Enrique mandó un mensaje para que todos permanezcan
en sus casas. "Mi mayor reto como entrenador es llegar en las mejores
condiciones a la Eurocopa que se disputará en verano de 2021 e intentar
recuperar una buena línea de actuación, estar en disposición de ganar
los títulos".

"Fuera del fútbol mi mayor reto ahora es estar en
casa, combatir este virus, es un objetivo que tenemos todos y a pesar de
no ser tan atractivo como otros es muy importante y conviene
concienciarnos".

Por eso, contó sus planes diarios para llevar
de la mejor manera posible el confinamiento. "Intento dividir el día en
cosas obligatorias como ayudar en tareas de casa, estudiar algo de
inglés, miro cosas de fútbol y luego dedico tiempo al ocio, veo series y
leo. Partir el día en obligaciones y un tiempo a cosas que me divierten
pasan rápidos los días", recomendó.

Echó la vista atrás el
técnico asturiano que recordó al Barcelona cuando le preguntaron por el
equipo al que regresaría si tuviese oportunidad. "Soy muy afortunado de
haber podido estar tantos años en un club como el Barcelona que me lo
dio todo. Siempre he tenido suerte de dejar las puertas abiertas en los
equipos que he estado. De todas, mi etapa en el Barça B y el primer
equipo fue maravillosa y siempre les estaré agradecido".

Y
repasó su crecimiento como entrenador. "Ha habido una evolución muy
grande. Desde el 2008 que empecé han pasado doce años, descansé un par y
son diez años de profesión. Te das cuenta de que eres entrenador el día
que llegas al vestuario y te preguntan todo, a nivel táctico, técnico, a
nivel de grupo comportamiento, normas de convivencia. He evolucionado,
he ido desarrollando mi modelo de juego buscando lo que me hacía sentir
mejor como entrenador y lo mejor para llegar al éxito. Me siento muy
orgulloso de lo conseguido hasta ahora, pero soy muy ambicioso y espero
conseguir muchas más cosas".

Esa ambición la centra ahora en la
selección española con el objetivo de volver a ganar Eurocopa y Mundial.
"Hemos vivido la mejor generación de jugadores de la historia del
fútbol español, todos en nivel top a sus mejores edades. A nosotros nos
toca coger el relevo pero veo a la selección capacitada para ganar
cosas, es uno de los retos que me he planteado como seleccionador",
confesó.

"Es evidente que estamos en un proceso. Hay selecciones
con un potencial tremendo, pero formamos parte del grupo de seis o
siete que pueden acceder a ganar títulos y nuestro rendimiento dirá si
ha podido ser o no", añadió.

Luis Enrique aseguró que ser
seleccionador "siempre" le había "hecho ilusión" y reconoció que espera
"estar muchos años" tras su regreso al puesto después de abandonarlo por
la grave situación familiar que sufrió.

"Estoy con ganas de
volver a la actividad con la selección, ahora nos toca estar en espera y
lo importante es la salud, que respetemos las medidas de confinamiento.
Ya vendrán tiempos mejores", pidió.

Mostró su deseo de que tras
suspenderse los amistosos de marzo se puedan mantener los de junio
aunque dio prioridad a la salud. "Vamos a esperar cuándo se puede
reiniciar la Liga y volver a competir. Todavía no están anulados los
partidos de la selección de junio pero no me preocupa, lo que me
preocupa más es la salud y que todos se recuperen bien, que se pueda
superar esta pandemia. El fútbol cuando hay cosas de esta gravedad no
tiene tanta importancia".