Los Jaguars despidieron al entrenador Doug Marrone, apenas 12 horas después completar la temporada con una decimoquinta derrota consecutiva.

Fue una determinación que mucha gente consideró que el dueño Shad Khan debió haber tomado al cabo de la campaña de 2019. Pero Khan le dio a Marrone otra oportunidad para que Jacksonville fuera un candidato a los playoffs por segunda vez en cuatro años.

Marrone no cumplió con las expectativas del propietario, por lo que su cese fue una decisión fácil y muy esperada. Se trata de la primera vez que Marrone es despedido en sus tres décadas como entrenador.

“Estoy comprometido y determinado que la ciudad de Jacksonville tenga un equipo ganador", dijo Khan en un comunicado. “Hacer realidad ese objetivo requiere de un borrón y cuenta nueva en nuestra gestión deportiva, y con ello presente he conversado esta mañana con Doug Marrone para expresarle mi gratitud por su arduo trabajo durante las últimas cuatro temporadas como entrenador en jefe de los Jaguars de Jacksonville”.

Marrone registró marca de 24-43 durante sus cuatro campañas en Jacksonville, acariciando el primer Super Bowl de la franquicia en 2017 para luego sumirse en los puestos sotaneros de la NFL.

Los Jaguars perdieron 21 de los últimos 24 partidos con Marrone, 15 por doble dígitos.

La plaza abierta en Jacksonville es una de las más atractivas en la liga. El equipo cuenta con cinco de las primeras 65 selecciones del draft de 2021, incluyendo la primera. También con casi 100 millones de dólares para gastar en salarios.

Se da por hecho que Trevor Lawrence, el estelar quarterback de la Universidad de Clemson, desembarque en Jacksonville y sea la piedra angular de la más reciente reconstrucción del equipo.

Ver más: BARCELONA DISPUESTO A INCURSIONAR EN LA MLS CON TAL DE RETENER A LIONEL MESSI