Dirigentes del fútbol mexicano pedirán a CONMEBOL que México tenga los mismos derechos que los clubes sudamericanos en la Copa Bridgestone Libertadores, como por ejemplo, que se pueda jugar una hipotética segunda final en tierras aztecas. 

Es decir, eliminar la restricción que impide a los clubes mexicanos de en caso de terminar mejor ubicados recibir el partido de vuelta de la gran final. 

Informó Rubén Rodríguez desde México.