A poco menos de 26 horas para la patada inicial, los Chiefs aterrizaron en Tampa Bay para el Super Bowl LV.

En una temporada atípica debido a la pandemia de coronavirus, Kansas City llegó a la ciudad sede tan solo un día antes del gran partido, pues se prepararon en sus instalaciones en Missouri como si se tratara de cualquier otro encuentro en calidad de visitantes.

Y es que la norma indica que los equipos protagonistas del Super Bowl lleguen a la ciudad sede desde una semana antes para atender a los medios de comunicación durante cuatro días y entrenar en instalaciones locales de cara al duelo.

Quienes no tuvieron que viajar fueron los Buccaneers, pues hicieron historia como el primer equipo en jugar el Super Bowl en su propia casa.

Ver más: SERGIO RAMOS FUE OPERADO DE LA RODILLA IZQUIERDA