Los Buffalo Bills anunciaron hoy por redes sociales que llegaron a un acuerdo con Josh Allen y su agente para extender el contraro de su QB titular por los próximos 6 años.

El contrato tiene un valor de 258 millones de dólares con 150 millones garantizados.

De cumplirlo en su totalidad, Allen estaría ganando un promedio de 43 millones de dólares por año, convirtiéndolo en el 2° jugador mejor pagado de la NFL, sólo por detrás de Patrick Mahomes.

El mariscal de campo dio el gran salto al estrellato la pasada temporada, en donde finalizó segundo en la votación al Jugador Más Valioso de la campaña, sólo por detrás del eventual ganador del premio Aaron Rodgers.

Allen guió a los Bills al Campeonato de la Conferencia Americana, instancia a la cual el equipo no llegaba desde 1993.

Él anotó 46 TD’s totales y lideró una ofensiva que fue 2° en toda la NFL.