Los Dolphins han dado una bochornosa exhibición ante los Bills cayendo por marcador de 56-26, dejando en manos de los Colts su presencia en la postemporada.

Si Miami quiere estar en la ronda de comodines deberá alzar todas sus plagarias para que Indianapolis caiga ante Jacksonville estamisma tarde.

Extrañamente, el partido en Buffalo empezaron ganándolo los Dolphins, que con un gol de campo de 49 yardas abrían el marcador.

Sin embargo, cuatros anotaciones de los Bills en el segundo cuarto, cuaya única respuesta fue un gol de campo, marcaron el rumbo de lo que sería una auténtica paliza.

El tercer cuarto se fue con un touchdown para cada bando, pero el periodo final del encuenro volvió a ser un concierto ofensivo de los Bills, que encontraron dos anotaciones por tierra y una más por aire.

Miami hizo un poco más decoroso el descalabro con dos anotaciones en el último cuarto, pero aún así no fue suficiente para maquillar una aplastante victoria de los Bills.