El Real Madrid publicó un vídeo en el que muestra los
avances de las obras de remodelación del estadio Santiago Bernabéu para
convertir su feudo en "un gran icono vanguardista y universal" y el
último fue el cierre de los soportes norte y sur de la cubierta
retráctil que cubrirá el terreno de juego.

El conjunto
blanco inició las obras en junio de 2019 y sigue aprovechando la
ausencia de público en los estadios debido a la pandemia del coronavirus
para disputar sus encuentros en casa en el Alfredo di Stéfano y
acelerar las obras del que se convertirá en un irreconocible Bernabéu
cuando los futbolistas vuelvan a pisar su césped por primera vez desde
el clásico del pasado 1 de marzo (2-0).

La confirmación
del último avance vuelve a llegar en la cubierta, tras la demolición del
centro comercial y del aparcamiento subterráneo. En septiembre ya se
finalizó el desmontaje en los fondos norte y sur y en el lateral del
paseo de la Castellana, y este jueves el club compartió un vídeo en el
que se aprecia paso a paso el minucioso trabajo para llevar a cabo el
cierre de las cerchas norte y sur, entre el Paseo de la Castellana y la
Calle Pedro Damián.

Las cerchas son un entramado de
piezas unidas entre ellas que sirven como soporte para sostener
cubiertas, en este caso coincidiendo con el movimiento de apertura y
cierre del futuro techo del Santiago Bernabéu.

El plan de
remodelación establece que la nueva cubierta protegerá todos los
asientos con una estructura fija, mientras que la retráctil se extenderá
por el terreno de juego.

El otro cambio visible desde
hace meses es la demolición del edificio anexo, que albergaba las
oficinas institucionales del club y la tienda Adidas. En su lugar se
construirá un nuevo edificio, integrado en la estructura del estadio,
que contará con "diez niveles funcionales y tres subterráneos".

Así
avanzan las obras para construir un nuevo Santiago Bernabéu con el que
el club quiere poner su nombre en la vanguardia arquitectónica.