Los Angeles Rams (7-4) viajaron al desierto de Arizona para enfrentar a los Cardinals (6-5), buscando vengar su primera derrota en casa de la temporada, la semana pasada ante los San Francisco 49ers, lo que ls alejó del primer lugar de la NFC Oeste.

Por su parte, Arizona necesitaba mejorar su récord de 3-2 en casa, una semana después de caer 20-17 ante los New England Patriots con un tardío gol de campo.

Kyler Murray fue el primero en poner puntos en el marcador. Comenzando el primer cuarto, lanzó un pase de 59 yardas para Dan Arnold, que colocó el 7-0 en el marcador tras el punto extra, dejando atrás a toda la defensa de Los Angeles.

La prematura ventaja resultó también ser efímera. Cam Akers acarreó el balón nueve yardas e ingresó a la zona de anotación casi sin oposición, empatando el partido 7-7. 

Los Rams concretaron la remontada a momentos de irse al descanso. Una serie ofensiva de 45 yardas, impulsada por cuatro pases de Jared Goff, fue coronada con menos de un minuto en el reloj. 


Goff lanzó un pase corto para Tyler Higbee, que recibió sin problema para el touchdown y el 14-7. Un gol de campo fallado de los Cardinals significó que los Rams entraban a la segunda mitad adelante en el marcador. 

Los Angeles amplió su ventaja con un gol de campo de 39 yardas de Matt Gay en el tercer cuarto, obligando a los locales a producir algo especial para mantenerse con vida. 


Y justamente eso es lo que logró DeAndre Hopkins, definiendo una serie de 75 yardas con una atrapada de cuatro yardas para el touchdown y el 17-14 tras el punto extra. 

Todavía en el tercer cuarto, Goff tomó el asunto en sus propias manos al ingresar a la zona de anotación él mismo, incrementando la ventaja visitante a 10 puntos. 


Los Cardinals parecían quedarse rezagados al tener que despejar el ovoide comenzando el cuarto cuarto, pero su defensiva tenía otra idea.

Una recuperación de Trent Sherfield puso a Arizona en zona ideal para anotar, misma que concretó Kenyan Drake para el 24-21 tras el punto extra. 

Una sobresaliente corrida de 76 yardas de Darrell Henderson pareció sentenciar el partido. Pero fue la intercepción de Murray regresada por Troy Hill hasta la zona de touchdown terminó por hundir a Arizona, que ya perdía 38 – 21. 

Murray y los Cardinals se rehusaron a aceptar la derrota en casa, con la segunda anotación de Arnold en los minutos finales del cuarto cuarto, así reduciendo la desventaja a diez puntos. 

Resultado final: Arizona Cardinals 28-38 Los Angeles Rams. El próximo juego de Arizona será de visita ante los New York Giants, mientras que Los Angeles recibirá a los Patriots.