Los subcampeones en clavados sincronizados desde la plataforma de 10 metros, Iván García y Germán Sánchez entrenan y sueñan con subirse a lo más alto del podio en los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Iván García piensa que “Londres no fue una sorpresa, fue una realidad”, ellos sabían de su capacidad y por ello fue algo esperado. Ahora no están confiados y consideran que “los clavados han subido de nivel” por lo que trabajan día a día para alcanzar su sueño.

Germán Sánchez, la otra mitad de la dupla subcampeona en Londres 2012 afirma que se encuentran trabajando: “Nos buscamos cada día por buscar la calificación perfecta”, está consciente de que una décima puede ser la diferencia.

Iván Bautista, entrenador del equipo de clavados piensa que “México tiene la oportunidad de ganar dos o tres medallas”.