La baja por lesión de ‘Chucky’ Lozano por lo que resta de Copa Oro, pone en serios aprietos  el ataque de la Selección Mexicana, al menos para el partido inmediato, contra Guatemala en el Cotton Bowl de Dallas, Texas.

Y con Alan Pulido aún fuera de circulación por la herida que sufrió en su último partido con el Sporting Kansas City, Gerardo Martino confirmó que Rogelio Funes Mori será el único delantero centro del combinado tricolor para enfrentar a la escuadra chapina.

“No tenemos más opciones adelante porque lo que uno hace en un escenario de elección de 23 futbolistas es tener dos o tres opciones para una posición. A Alan (Pulido) le falta un partido más, lo tendremos contra El Salvador. La opción tres era ‘Chucky’ y habrá que improvisar de manera distinta. Nos hemos quedado sin ninguno”, aseguró ‘Tata’ en la conferencia de prensa previa al partido.

Sin embargo, la complicada situación del ataque mexicano en el comienzo de esta Copa Oro volvió a poner sobre la mesa el debate entorno a ‘Chicharito’, la gran ausencia del Tri para el torneo de Concacaf, y la convocatoria de Funes Mori tras su naturalización como ciudadano mexicano.

“Javier Hernández no está porque yo elegí otras opciones de número nueve, esa es la respuesta. Nunca hubo una respuesta diferente y nunca hubo una no respuesta. La respuesta siempre fue que yo elegí otros jugadores por encima de Javier Hernández”, apuntó Martino.

“Yo no consulté con los líderes, yo le informé a los líderes (sobre la convocatoria de Funes Mori), que es diferente. Le planteé a los líderes una situación que iba a suceder (la convocatoria de Funes Mori) porque siempre hago lo mismo cuando sucede una situación anormal. En ningún caso yo consulté con ellos para ver si me daban la venia de que podía ser o no podía ser (la convocatoria de Funes Mori), de la misma manera que ellos nunca sugieren nombres de ningún jugador (para ser convocado)”, añadió el estratega.

Ver más: ESTAMBUL QUIERE SER SEDE DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS EN 2036