El Wolverhampton logró ganar por primera vez después de la lesión de Raúl Jiménez, y lo hizo dramáticamente ante Chelsea.

Lo advirtió Nuno Espírito Santo en conferencia de prensa, la ausencia del mexicano sí ha afectado a los 'Wolves'; sin embargo, el corazón los salvó ante los 'Blues', a quienes se impusieron en la agonía por 2-1.

El dominio desde un inicio fue para los de Frank Lampard en el Molineux; sin embargo, su recompensa llegó hasta la parte complementaria.

Corría el minuto 50, cuando Olivier Giroud remató dentro del área, y venció a Rui Patricio, quien dejó escapar el esférico de sus manos y vio cómo ingresó el esférico lentamente a su portería.

A pesar del esfuerzo del portugués de impedir que la redonda rebasara la línea, fue inútil su esfuerzo, donde se decretó gol tras la ayuda del 'ojo de halcón'.

En ese momento, los Wolves despertaron, y pasaron 16 minutos para que llegara su respuesta: Daniel Podence definió ante Edouard Mendy, e igualó la pizarra.

Empero, las emociones llegaron en el ocaso del partido; cuando en una descolgada, Pedro Neto se escapó y sacó un zapatazo para cruzar al guardameta, y dar la voltereta.

Con este resultado, Wolverhampton cortó dos derrotas consecutivas, donde su última victoria fue ante Arsenal, cotejo donde Raúl Jiménez sufrió una fractura de cráneo.

Después de 12 jornadas, los 'Wolves' llegaron a 20 puntos y se ponen a tiro para los puestos de Europa al estar en la décima posición; mientras que Chelsea dejó escapar la oportunidad de subir a la cima momentánea de la Premier League al estancarse con 22 unidades, y sumar su segundo descalabro consecutivo.