El Liverpool pagó su desacierto con un frustrante empate ante el West
Bromwich Albion (1-1), que rentabilizó una de las pocas ocasiones de gol que
tuvo para salir de Anfield con un punto con alimenta sus esperanzas de
permanencia.

El tropiezo del conjunto de Jurgen Klopp
ante el penúltimo de la Premier evitó la consolidación del liderato
'red', que desperdició el empate entre el Leicester City y el Manchester
United para ampliar su ventaja.

El Liverpool sigue líder.
Pero el Everton de Carlo Ancelotti, que el sábado ganó en Sheffield y
es ahora segundo, está a solo tres puntos.

Pudo obtener
un triunfo tranquilo el campeón que dispuso de numerosas ocasiones. De
eso tenía pinta el partido cuando en el minuto 12 un gran pase interior
del camerunés Joel Matip fue perfectamente controlado por Sadio Mané
dentro del área. Se dio media vuelta y batió a Sam Johnstone.

Pudo ampliar la ventaja en varias oportunidades, especialmente de Mohammed Salah. Pero no atinó el egipcio.

El
West Bromwich efectuó su primer disparo a la hora de juego. Karlan
Grant fue la principal amenaza pero Alisson estuvo acertado para evitar
el gol.

Hasta el tramo final, cuando en el minuto 82 un
pase lateral del brasileño Matheus Pereira fue rematado de cabeza por
Semi Ajayi, que batió e Alisson y estableció el empate.

El
Liverpool sigue líder con tres puntos de ventaja. El West Bromwich, que
solo ha ganado un partido en lo que va de curso, está a cinco de la
permanencia.