El Liverpool no logró seguir con su envión anímico de tres victorias, y este sábado igualó sin goles con el Southampton, en batalla de la fecha 12 de las Premier League.

La batalla se dio en el siempre complicado estadio de St Mary's, en donde los Reds tuvieron las ocasiones de mayor peligro, aunque siempre se quedaron cortos del buen toque final de cara a portería.

El conjunto de Jurgen Klopp se mantiene en lo  más alto de la Premier de momento, ya que un triunfo del Chelsea catapultaría a los Blues a la cima en absoluto.