El argentino Lionel Messi, que este martes consiguió su primer gol con la camiseta del París Saint-Germain en el duelo de Liga de Campeones frente al Manchester City, aseguró que tenía ganas de estrenar su casillero con su nuevo equipo.

“Tenía ganas. Tuve pocos partidos todavía. Ha sido mi segundo partido en este estadio, pero me voy acostumbrando al equipo, a los compañeros”, dijo el exjugador del Barcelona a las televisiones con derechos.

Messi, que ha jugado los dos primeros partidos de la Liga de Campeones del PSG, no firmó una actuación extraordinaria, pero en una arrancada en el minuto 74 y tras apoyarse en una pared con Kylian Mbappé, demostró su calidad llevando el balón a la escuadra de Ederson.

“Sabía que hoy era un día importante. Pero hay que seguir, quedan muchos partidos esta temporada”, agregó el argentino.

Messi se convirtió en el primer jugador, junto con el francés del Real Madrid Karim Benzema en marcar en 17 temporadas consecutivas en Liga de Campeones.

El argentino reconoció que el City dominó el encuentro, pero señaló que “lo importante era ganar, contra un inmenso adversario, uno de los candidatos a la victoria final”, para “olvidar el empate de la primera jornada” contra el Brujas.

Messi aseguró que las asociaciones con sus dos compañeros de tridente, el brasileño Neymar y el francés Kylian Mbappé van mejorando “poco a poco”: “Empezamos a conocernos y a jugar juntos, estoy seguro de que vamos a mejorar. Tenemos que crecer como equipo. Esta noche hemos jugado muy bien, pero tenemos que darlo todo y controlar más los partidos”.

“Hay que mantener la calma, hemos ganado un partido importante contra un adversario que juega de la misma forma desde hace mucho tiempo, con inmensos jugadores y que ya ha jugado una final. Es una victoria importante pero hay que seguir mejorando”, afirmó.