Tras pasar gran parte de su vida en Barcelona, Lionel Messi compartió que su adaptación ha sido buena en Francia. Sus hijos, su esposa y él, están felices con los cambios a los que se han enfrentado desde su llegada al club parisino.

Y es que una de las metas para el argentino desde su arribo al futbol francés es llevarse la liga local, pero sobre todo la ansiada Champions League, torneo que se ha vuelto obsesión para los actuales dueños:

“Todo el mundo dice que somos los grandes favoritos y no voy a negar que somos uno de los candidatos por nombre, pero todavía nos hacen falta cosas para ser un equipo fuerte de verdad (…) Hoy por hoy, el Liverpool está muy bien, luego están el City, Bayern, Madrid y Atlético. Hay muchos equipos que pueden luchar por esta Champions”, declaró el atacante del PSG en Marca.

Además, reconoció el rendimiento de Cristiano Ronaldo desde su regreso al Manchester United, por lo que recordó su etapa de competencia cuando él militaba en el Barcelona y el portugués en el Real Madrid, rivalidad que quedará en la historia del futbol y que fue una etapa muy hermosa para ambos.

Uno de sus principales rivales, sobre todo por sus posiciones, era Sergio Ramos. Ahora, les toca compartir vestidor y pese a no disputar aún un duelo en el mismo terreno con la misma camiseta, evidenció cómo ha sido su relación con el defensor español desde su encuentro en el club parisino:

“Al principio sí que fue raro después de tantos años de rivalidad, siendo los dos capitanes de Barcelona y Real Madrid. Siempre nos hemos respetado mucho, por más que hayamos sido grandes rivales. Ahora que he tenido más trato con él, me doy cuenta de que es una gran persona”, destacó.

Sobre el presente del FC Barcelona, reconoció que Xavi tiene grandes cualidades y como entrenador puede repuntar al club a puestos importantes. Además, se vio sorprendido por el regreso de Dani Alves al club blaugrana y espera que tanto el brasileño como el español, con quienes compartió vestidor, sumen mucho en los jóvenes, sobre todo por su gran experiencia y palmarés con los culés.

“Me entristece, quiero lo mejor para el Barcelona. Soy aficionado aunque no esté jugando ahí. No tengo duda que el equipo remontará e irá hacia arriba (…) Me fui de ahí y ya ha pasado el tiempo. Me dijeron que no me podían renovar y que no me podía quedar”, señaló para el portal español.

Sin embargo, Lionel Messi no guarda rencor a su salida de la institución: “No hay que buscar más culpables ni ver qué pasó. En algún momento volveré a Barcelona porque es mi casa y voy a vivir ahí. Obviamente me encantaría volver”, agregó.

El atacante argentino cuenta con 34 años y un valor de mercado de 90 millones de dólares.

Messi tiene contrato vigente hasta el 30 de junio de 2023 con opción a un año más; y además, existe la incógnita sobre si el mundial de 2022 será el último que dispute con la casaca albiceleste.