El Barcelona no perdía por cinco goles o más desde 1940, cuando el Sevilla les propinó una derrota de 11-1 en La Liga. 



Ochenta años después, el equipo culé cayó 8-2 ante Bayern München los cuartos de final de la UEFA Champions League, una derrota histórica que ya caló hondo en el club español, ya que se rumora la salida de Quique Setién, Gerard Piqué, y hasta de Lionel Messi.

Al medio tiempo del partido, cuando el Barça perdía 4-1, el argentino fue captado derrotado emocionalmente en el vestidor, con Marc-André ter Stegen junto a su persona.

La imagen se ha viralizado y muestra el malestar futbolístico del equipo catalán, que no se pudo recuperar de los desastrosos primeros 45 minutos. 

TE PUEDE INTERESAR: Piqué: "Barcelona necesita cambios, soy el primero que me ofrezco si es necesario"