Lewis Hamilton “venía en otro planeta”, la descripción que Sergio Pérez le dio al piloto de Mercedes, ganador del Gran Premio de Sao Paulo en Brasil.

Contra viento y marea, el británico se llevó la victoria en el Gran Premio de Brasil y recuperó terreno en una intensa batalla por el campeonato de la Fórmula Uno.

El siete veces campeón mundial domó a Max Verstappen, su rival por el título, tras haber largado décimo en la parrilla de salida debido a una penalización, la segunda que el piloto de Mercedes recibió durante el fin de semana en Sao Paulo.

Verstappen, quien ganó la previo edición de la carrera en 2019, entró segundo con su Red Bull y vio recortado a 14 puntos su liderato en la clasificación de pilotos.

Restan tres carreras en la temporada. El ganador de una carrera suma 25 puntos.

“Hay que seguir peleando”, proclamó Hamilton por la radio al equipo. El británico tomó una bandera de Brasil para festejar el triunfo, emulando lo que hacía su ídolo Ayrton Senna tras sus victorias.

Valtteri Bottas, el compañero de escudería de Hamilton que obtuvo la pole, finalizó tercero.

Al volante del otro Red Bull, el mexicano Sergio Pérez quedó cuarto y cronometró la vuelta más rápida de la carrera.

Verstappen marcó el paso durante casi toda la carrera tras la primera curva, cuando adelantó a Bottas. Pero Hamilton, quien remontó del décimo puesto al tercero en apenas seis vueltas, dejó atrás a Verstappen en la vuelta 59, para el deleite de los espectadores en el circuito de Interlagos.

Hamilton cruzó la meta con una ventaja de 10 segundos sobre Verstappen.

TE PUEDE INTERESAR: Valentino Rossi se retira del MotoGP