El piloto británico Lewis Hamilton, seis veces campeón del mundo de
Fórmula 1 (2008, 2015, 2015, 2017, 2018 y 2019) ha desmentido los
rumores y ha señalado en su cuenta de Twitter que no ha contraído el
coronavirus, tras haber estado en un acto con el actor Idris Elba y su
mujer, Sophie, que sí dieron positivo.

“Hola chicos, espero que
todos tengan pensamientos positivos, y estén ocupados y con buena
salud. Ha habido un poco de especulación sobre mi salud, después de que
estuviera en un evento donde dos personas han dado positivo por
coronavirus. Quiero que sepan que estoy bien, me siento sano y
entrenando dos veces al día”, comienza la carta difundida en la red
social.

“He tenido cero síntomas, y ya han pasado 17 días desde
que vi a Sophie e Idris. He estado en contacto con Idris y estoy
contento de saber que está bien. También hablé con mi doctor que revisó
si era necesario hacer un test, pero la verdad es que hay una cantidad
limitada de test disponibles y hay gente que lo necesita más que yo,
especialmente cuando no he mostrado síntomas”, continúa Hamilton.

VER MÁS: EQUIPOS DE F1 FABRICARÁN APARATOS MÉDICOS PARA AYUDAR CON EL COVID-19

El
piloto de Mercedes reveló que ha estado aislado la semana pasada como
medida de prevención y recordó lo que se debe hacer para luchar contra
la pandemia del coronavirus.

“Lo que he hecho ha sido mantenerme
aislado durante la pasada semana, desde que los libres del viernes
fueron cancelados y he mantenido una distancia de seguridad con la
gente. Lo más importante que podemos hacer es mantenernos positivos,
mantener una distancia social, aislarnos siempre que sea necesario, y
lavarnos las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
Gracias a todos por todos sus mensajes. Manteneos a salvo”,
concluyó.

Hamilton, como el resto de la parrilla de la Fórmula 1,
está esperando a recibir noticias de cuándo se abrirá la temporada tras
las últimas suspensiones de los Grandes Premios de Países Bajos, España y
Mónaco, este último cancelado. Como mínimo, la sesión no comenzará
hasta, de momento, el primer fin de semana de junio en Bakú.