Leonardo Spinazzola, lateral de la selección italiana, rival de España en las semifinales de la Eurocopa, viajó a Roma para someterse a exámenes para comprobar el alcance de la lesión en el tendón de Aquiles del pie izquierdo.

Spinazzola, hasta este momento uno de los más positivos de Italia en la Eurocopa, se retiró en camilla entre lágrimas del partido de cuartos de final ganado 2-1 contra Bélgica en Múnich y los controles de los médicos de la selección dieron “señales clínicas de una lesión en el tendón de Aquiles”.

El lateral izquierdo del Roma recibió mensajes de ánimo; además, sus compañeros le dieron una cálida despedida.

“Lo siento muchísimo por Spinazzola, porque estaba dando una gran aportación a este equipo. Le deseo lo mejor porque no solo es un gran profesional, sino también una gran persona”, dijo Gravina.

Spinazzola se quedará en la capital para planear con los doctores del Roma su proceso de recuperación. 

TE PUEDE INTERESAR: Manchester United pondría el nombre de Pogba en las negociaciones por Varane