A pesar de ser el mejor equipo en el torneo, Monterrey ha estado en el ojo del huracán por las actuaciones de los árbitros.

En primera ocasión fue en cuartos de final en el Clásico Regio, cuando expulsaron a Juninho y a la postres señalaron un penal en su contra por una supuesta mano de Guido Pizarro.

En semifinales la polémica de nuevo estuvo presente, cuando marcaron una dudosa mano de Miguel Samudio en la recta final, para que Rayados obtuviera su boleto a la siguiente ronda.

Y ahora en la Final no estuv exento, cuando en la ida ante Pachuca no se señaló una mano de Efraín Juárez cuando el balón se enfilaba al marco.

ASÍ LO REPASA FOX GOL MÉXICO