A falta de un año de que ruede el balón en el Mundial, los organizadores de Catar 2022 dejaron en claro las reglas que deberán seguir los aficionados, donde una de las mayores polémicas son las muestras de afecto, así como el recibimiento a la comunidad LGBTIQ+

En entrevista para CNN, Nasser Al-Khater enfatizó que “Catar no es diferente a cualquier otra sociedad. Es una sociedad hospitalaria y tolerante”.

Y a pesar de que reconoció que darán la ‘bienvenida’ a la comunidad homosexual, pidió que se sigan las normas de su cultura: “Todo el mundo es bienvenido, pero las muestras de cariño cruzan la línea de un país que es modesto y deber ser respetado”.

Agregando que “las muestras públicas de afecto (entre homosexuales) están mal vistas, y esto se aplica a todos. Catar y los países vecinos son mucho más conservadores y pedimos a los aficionados a que respeten”.

“Estamos seguros de que lo harán, así como nosotros respetamos las diferentes culturas, esperamos que la nuestra también lo sea. Los miembros de la comunidad LGBTIQ+ vendrán a Catar como aficionados y asistentes a un torneo de futbol y podrán hacer lo que haría cualquier otro ser humano”, enfatizó el miembro de Comité Organizador del Mundial.

Con esto, ni las parejas heterosexuales podrán tomarse de la mano, besarse o abrazarse en público, una rutina muy diferente entre la cultura occidental con la árabe. Hay que recordar que la homosexualidad es castigada hasta con más de cinco años de cárcel, donde los homosexuales que sean musulmanes podrían llegar a ser ejecutados.