El presidente del Barcelona, Joan Laporta, decidió no someter de momento a la votación de la Asamblea General de Compromisarios la permanencia del club blaugrana en el proyecto de la Superliga Europea porque “este formato de competición hoy en día no existe”.

“Aunque el proyecto está muy vivo y seguimos en él”, precisó el mandatario, a pesar de que actualmente en la Superliga solo permanecen, además del Barça, el Real Madrid y la Juventus.

“Finalmente seremos los clubes los que mandaremos, pero pedimos a los organismos del mundo del futbol que nos orienten y nos ayuden a encontrar vías”, añadió al respecto.

A continuación, Laporta enumeró los motivos que llevaron a su junta a adherirse al proyecto: “Vimos que por primera vez era factible, porque los clubes que estaban involucrados en este proyecto eran grandes de Europa, porque había financiación y porque llegaba en un momento en el que todos los clubes tenemos problemas económicos”.

Además, el presidente del Barcelona explicó que la entrada en la Superliga “representaba un mínimo de 700 millones de euros por temporada más los variables” y no querían “volver a cometer el error de 1955, cuando el club decidió no entrar en la Copa de Europa”.

Laporta también aprovechó su intervención para criticar a la UEFA.

“Unos funcionarios que ni arriesgan ni invierten no faltarán al respeto al sentimiento barcelonista, porque la legalidad nos ampara, así que no pagaremos ninguna sanción”, advirtió.

“Además, intentamos promover el diálogo con la UEFA y no quisieron”, sentenció.

VER MÁS: JOAN LAPORTA NO CONTEMPLA “UN NO DE MESSI” PARA SEGUIR EN EL BARCELONA