Seguidores radicales del Niza saltaron al césped del Allianz Riviera para agredir a los jugadores del Marsella, por lo que el encuentro fue interrumpido a falta de un cuarto de hora para el final.

Los aficionados, en el minuto 74, invadieron el terreno de juego y se dirigieron hacia los jugadores visitantes. La situación provocó una trifulca generalizada y los futbolistas salieron del terreno de juego.

La situación se generó cuando Dimitri Payet iba a lanzar un saque de esquina y devolvió una botella lanzada antes desde el fondo norte, donde están situados los seguidores radicales del cuadro nicense. Numerosos aficionados de la zona rebasaron el control de seguridad e irrumpieron en el césped.

El árbitro Benoit Bastien suspendió provisionalmente el partido, que transcurría con ventaja del Niza (1-0) tras un gol anotado en el minuto 49 por el danés Kasper Dolberg.

El Marsella no compareció en el terreno de juego del Allianz Riviera para reanudar el encuentro contra el Niza, interrumpido por la invasión de campo de aficionados locales, y el choque de la tercera jornada de la Ligue 1 fue suspendido.

Después de más de una hora de interrupción, el árbitro y los futbolistas del equipo nicense saltaron al césped, pero el conjunto marsellés decidió abandonar el estadio. Ahora todo queda pendiente de la resolución que adopten en los próximos días las autoridades deportivas del fútbol francés.

Ver más: FERNANDO ALONSO Y EL HISTÓRICO RECORRIDO DE UN F1 EN LAS 24 HORAS DE LE MANS