Sergio Pérez fue el primer piloto de la Fórmula 1, y hasta el momento el único, en dar positivo a la prueba del covid-19.

Debido al contagio, el piloto mexicano se perdió el GP de Gran Bretaña, y también el GP del 70 Aniversario; que se celebraron en Silverstone, una de las pistas que mejor le caen a 'Checo'.

Ahora, y después de dos carreras perdidas, ya dio negativo en la prueba del coronavirus y podrá correr con su armadora en el GP de España.

Durante el tiempo que el mexicano estuvo en cuarentena, se hicieron muchos cuestionamientos y se buscaron “culpables” del contagio.

Ante los rumores de que contrajo COVID-19 en México, Racing Point apunta a que se contagió después de regresar a Europa.

Específicamente con un chef privado que atendía al piloto para evitar salidas a restaurantes.

“Creemos que lo pudo haber contraído de uno de los chefs privados que contrató”, dijo Otmar Szafnauer, director del equipo Racing Point.

“Eso podría pasarnos a cualquiera de nosotros. Tomó todas las precauciones que pudo en privado. Se quedó con sus padres, no salió a comer”, añadió.

"Cuando regresó a Europa, contrató a un chef privado para que no fuera a los restaurantes. Nosotros creemos que lo contrajo del chef”, finalizó el directivo de la escudería británica.

Además el mexicano se defendió asegurando que tomó todas las precauciones posibles y recalcó que no asumirá culpas adicionales.

"No he hecho nada diferente al resto del paddock, así que tuve la mala suerte de conseguirlo", dijo Pérez.

"No estoy dispuesto a asumir ninguna culpa por eso, porque cualquiera puede contraerlo. Yo tuve mala suerte”.

Pérez terminó octavo en las prácticas dos de la Fórmula 1 del Gran Premio de Barcelona que se correrá este domingo.