El colegiado del encuentro, José María Sánchez Martínez, reseñó en el acta de la final que Valverde fue expulsado por "derribar a un adversario impidiendo con ello una ocasión manifiesta de gol".

El argentino Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, consideró que dicha acción del uruguayo definió el resultado final del torneo, disputado en Yeda (Arabia Saudí), aunque comprendió la decisión de Valverde de hacer falta a Morata y así se lo hizo ver también cuando el jugador abandonaba el césped.

"Fue algo que no se debe hacer con compañeros que están jugando. Pido disculpas a Álvaro pero era lo único que me quedaba hacer por el equipo. Estoy feliz por el título, pero me queda la espina por lo que hice porque no fue bueno", dijo Valverde ante los medios en la sala de prensa del King Abdullah Stadium tras ser designado jugador más valioso de la final por el seleccionador nacional, Luis Enrique, y su equipo y el director deportivo de la RFEF, José Francisco Molina.