El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) impuso dos partidos de sanción al delantero portugués del Atlético de Madrid, Joao Félix, tras su expulsión con dos tarjetas amarillas en el partido de la quinta jornada de La Liga el pasado sábado ante el Athletic.

La RFEF comunicó que Competición ha castigado con un encuentro al portugués por su expulsión y con otro por el balonazo que lanzó a la grada cuando abandonaba el campo. La sanción le impidió jugar contra el Getafe, en partido de la sexta jornada.

El jugador portugués vio la segunda tarjeta amarilla por dirigirse al árbitro del partido, el extremeño Jesús Gil Manzano, “con el dedo índice en la sien en señal de disconformidad tras haber sido amonestado”, según recogió en el acta el colegiado.

El documento relata que justo antes de ver la primera amarilla, “en el minuto 78, Joao Felix fue amonestado por golpear a un contrario con el brazo de manera temeraria después de haber sido objeto de falta”.

El acta arbitral, en el apartado de otras incidencias, incluyó en referencia al atacante portugués, que Joao Félix, “una vez expulsado y cuando se dirigía al túnel de vestuarios, golpeó con su pie un balón lanzándolo a la grada en señal de disconformidad.

EFE