Los tantos de Ousmane Dembélé y Lionel Messi ante la Juventus significaron un segundo triunfo en la UEFA Champions League para el Barcelona, y la oportunidad para que Ronald Koeman respire.

Derrotas consecutivas ante Getafe y Real Madrid habían dejado la imagen del club catalán dañada, pero el contundente triunfo 2-0 en Italia podría impactar fuertemente el ánimo dentro del equipo.

Así pareció señalarlo el abrazo entre Lionel Messi y Koeman al término del partido. La relación entre ambos había sido cuestionada en días recientes tras la salida de Luis Suárez del club catalán, pero la señal pública de afecto parece haber sepultado los rumores.

Después del partido, Koeman explicó la razón detrás del gesto hacia Messi.

"Mi relación con Leo nunca ha sido complicada. Yo hablé con él en su momento. Lo único que le he dicho al acabar el partido es que había que haberlo sentenciado antes", declaró el estratega.

Las actuaciones del Barcelona dentro de LaLiga se diferencian a lo que se presentó en Turín. De posibles 15 unidades, los ‘Blaugrana’ apenas han ganado siete; pero en Europa llevan seis de seis.

Según Koeman, sus dirigidos fueron mejores que la ‘Juve, que no contó con Cristiano Ronaldo por haber contraído coronavirus.

“Siempre es importante crear oportunidades. Hemos sido superiores. Lo que nos ha faltado es sentenciar el partido. Es el partido del que más satisfecho estoy, sabiendo a quién teníamos adelante jugando fuera de casa”, declaró.

Líder del Grupo G, el Barcelona ahora recibirá al Dynamo Kyiv la próxima jornada de la UEFA Champions League.

TE PUEDE INTERESAR: Barcelona dio un golpe de autoridad en la casa de Juventus