Sergio Agüero, delantero del Manchester City, se quejó amargamente al final del encuentro contra el Borussia Monchengladbach y exclamó “no me pasan la pelota”, al retirarse del terreno de juego.

El argentino salió en los 15 minutos finales de partido, con la eliminatoria ya decidida ante los alemanes, y, cuando abandonaba el campo, soltó un “no me pasan la pelota”, en unas imágenes captadas por las cámaras.

Agüero, que se ha pasado buena parte de la temporada lesionado, ha jugado 12 partidos esta temporada con el Manchester City y ha anotado tres goles, dos de ellos en la UEFA Champions League.

El ariete, que llegó del Atlético de Madrid hace diez años, termina contrato con el Manchester City este verano y se ha rumoreado su marcha y el interés de equipos como el Barcelona.

EFE