El manejador de los Yankees de Nueva York, Aaron Boone, confirmó que la última adquisición hecha por el equipo, el primera base Anthony Rizzo, dio positivo por COVID-19 y será baja con el equipo al menos por 10 días.

Rizzo, que recién cumplió 32 años de edad, comenzó sentir los síntomas comunes que genera la mortal enfermedad, pero se encuentra bien y ya está incluido en la lista de lesionados relacionados con el COVID-19.

El positivo de Rizzo se dio después del partido en el que se fue de 4-0 en la victoria de los por 5-4 sobre Seattle.

Rizzo se une al receptor dominicano Gary Sánchez y a los lanzadores abridores Gerrit Cole y Jordan Montgomery como jugadores de los Yankees que recientemente dieron positivo por el virus.

Los jugadores que dan positivo por COVID-19 son marginados por un mínimo de 10 días antes de que se les permita regresar, de acuerdo con los protocolos de salud y seguridad de las Grandes Ligas.

El brote ocurrió después de que los Yankees regresaran de jugar seis partidos contra los Rays de Tampa Bay y los Marlins de Miami en Florida, donde los casos de COVID-19 están aumentando. Rizzo hizo su debut con los Yankees el 30 de julio en Miami.

Al menos el 85% de los jugadores de Nueva York están vacunados, lo que resulta en una flexibilización de las restricciones, pero los Yankees aún se han visto muy afectados y Boone dijo que el equipo mantendrá conversaciones sobre ser cautelosos en su próximo viaje por carretera de seis juegos.

Rizzo, un sobreviviente de cáncer, dijo en junio mientras estaba con los Cubs que quería ver más “datos” antes de decidir si vacunarse contra la COVID-19. Boone no quiso especular sobre el estado de vacunación de ningún jugador.

Además de las cuatro pruebas positivas más recientes, el jardinero Aaron Judge, el antesalista colombiano Gio Urshela, el receptor Kyle Higashioka y los relevistas el dominicano Wandy Peralta y el nicaragüense Jonathan Loaisiga también dieron positivo por COVID-19 desde el receso del Juego de Estrellas.

Ver más | TOKIO & CORONAVIRUS: BURBUJA DE LOS JUEGOS ACUMULÓ 430 POSITIVOS