Necaxa llegó con una gran muralla al Estadio Hidalgo, y vaya que le funcionó.

Los Rayos accedieron a las semifinales del Apertura 2016 tras el empate sin goles en Pachuca, tras imponerse por un global de 2-1 que habían logrado en Aguascalientes.

El héroe de los rojiblancos fue Marcelo Barovero, quien tuvo que intervenir en múltiples ocasiones para alejar el peligro de un incesante club hidalguense que tocó varias veces la puerta, pero que nunca logró abrir.

Fueron 10 tiros a gol de los dirigidos por Diego Alonso y donde el portero argentino se encargó de sacar en los 90 minutos.

Con esto, Necaxa continúa su sueño en su torneo como 'benjamín' y sigue como el 'caballo negro', quienes eliminaron al campeón del torneo pasado.

Ahora, los hidrocálidos se toparán con América en la semifinal.