El Cruz Azul, equipo con la defensa más segura en la temporada, visitará este jueves a las América, el cuadro de mejor ataque, en el partido de ida de la Final del Apertura 2018.

Dirigidos por el portugués Pedro Caixinha, los Celestes han mostrado un equilibrio en todas las líneas y además de su zaga confiable cuentan con un medio campo con jugadores creativos y delanteros letales, con lo cual confían en superar a unas Águilas que viven un gran momento.

Después de conquistar el título en el Invierno de 1997, los Cementeros han perdido cinco finales de liga, entre ellas la del Clausura 2013, cuando ganaban por dos goles a cinco minutos del final y, después de ser empatados, cayeron 4-2 en penaltis.

Por perder a la hora buena, el cuadro ha sido objeto de múltiples burlas a lo largo de las últimas dos décadas, pero luego de derrotar al Monterrey en Semifinales acaricia la posibilidad de acabar con la sequía ante su acérrimo rival, al que le guarda un rencor particular, tras la derrota de hace cinco años.

"Seguimos con la misma humildad; nada más llegamos a la final que permite mantener la ilusión viva de ganar; estamos contentos, satisfechos, pero queda el escalón más importante", dijo el sábado pasado Pedro Caixinha tras eliminar a Rayados.

América viene de pasarle por encima a Pumas, a los que derrotó por 6-1 el pasado domingo en una muestra de poderío que, si bien no le servirá a partir de mañana, sí mantiene al cuadro con un elevado estado anímico.

VER MÁS: ALBERTO QUINTANO: "JUGAR CONTRA EL AMÉRICA ES LO MÁS LINDO DEL MUNDO"

Miguel Herrera, entrenador de los Azulcremas, espera sacar provecho del talento de sus futbolistas que en todas las líneas han mostrado un buen rendimiento.

Herrera tiene para escoger a la hora de plantear su juego de mitad de cancha hacia adelante con volantes como Diego Laínez, el colombiano Andrés Ibargüen, el paraguayo Cecilio Domínguez y el ecuatoriano Renato Ibarra y delanteros como Roger Martínez, Oribe Peralta y Henry Martín.

Además, América cuenta con una defensa sólida, lo cual permite pronosticar una serie pareja en la que los pequeños detalles marcarán la diferencia.

"No importa la cantidad de goles en Semifinales. Ellos hicieron uno y pasaron; nosotros siete y estamos en la final, eso es indiferente, ambos sabemos que se jugarán a muerte los partidos que vienen", comentó Herrera.

Las Águilas son el máximo ganador de títulos de liga en México empatadas con su eterno adversario, Chivas de Guadalajara, ambos con 12, y ahora confían en quedarse solos en la cima, con su decimotercera estrella, mientras Cruz Azul busca su novena, primera en el actual siglo.

Como los dos cuadros comparten sede en el Estadio Azteca no habrá ventaja de ser local en la final con el duelo de ida mañana, cuando América será técnicamente el dueño de casa, y la vuelta el domingo, con Cruz Azul como anfitrión. Tampoco tendrán valor los goles de visitante como criterio de desempate y el título será para el que más goles convierta en 180 minutos.