Este jueves, tras varios meses de debate, la ITF aprobó una gran reforma para crear una nueva Copa Davis. La propuesta fue hecha por la empresa Kosmos (donde el dueño es el defensa de FC Barcelona Gerard Piqué) y la propia ITF.

La reforma fue aceptada con un 71 por ciento de los votos de los países integrantes, los cuáles aceptaron el dramático cambio de formato.

La nueva Copa Davis arrancará en febrero de 2019 con una ronda de clasificación entre 24 naciones, bajo la tradicional forma de un equipo local y otro visita. Los 12 ganadores de esta ronda pasarán directamente a la final, donde se unirán los cuatro semifinalistas de este 2018, que estarán clasificados sin jugar en febrero.

A estos 16 países se unirán dos que recibirán un wildcard, quienes serán anunciados antes de la disputa de la fase final.

Durante una semana, los 18 equipos acudirán a la sede organizadora y lucharán por el título. En 2019, la fecha de este torneo será entre el 18 y el 24 de noviembre, en el cierre de la temporada de la ATP. ¿Las posibles sedes? Lille (Francia) y Madrid (España). Los países ya confirmados que disputarán esta fase final son los semifinalistas de la actual Copa Davis: España, Croacia, Francia y Estados Unidos.

En esta fase final, de lunes a jueves se jugarán duelos estilo "round robin". Los países serán divididos en seis grupos de tres países cada uno. Clasificarán los primeros de cada grupo y los dos mejores segundos. Los choques entre cada equipo consistirán de dos singles y un dobles, todos al mejor de tres sets.

Los ocho equipos clasificados disputarán los cuartos de final el viernes. El sábado se jugarán las semifinales y el domingo se realizará la gran final.

Los dos peores países del torneo descenderán al Grupo I y lucharán por disputar la fase clasificatoria a la gran final. El resto de los equipos no clasificados a semifinales, volverán a jugar en febrero del año siguiente.