La llegada de Jurgen Klinsmann le ha cambiado la cara al Hertha Berlín; sin embargo, se podrían topar con la restricción de que esté en el banquillo en el próximo partido.

Y es que el timonel de 55 años se está enfrentando a la burocracia de su país, puesto que no ha mostrado físicamente su licencia que lo acredite como técnico ante la Federación Alemana de Futbol.

El problema que enfrenta Klinsmann es que no tiene en su poder el carnet, puesto que lo dejó en su antigua vivienda… ¡En Estados Unidos!

“Está en algún lugar de California, en algún cajón; eso sí, lo encontraremos”, reveló a los periodistas.

Ante la falta de su licencia, el actual técnico del Hertha de Berlín ha cooperado con la Bundesliga: “Las cosas que necesita la DFB, toda la información, la he enviado por correo, así que todo está en orden y no creo que exista problema”.

De acuerdo a las normas en Alemania, la licencia se tiene que renovar cada tres años si es que se quiere dirigir en la Bundesliga y Bundesliga 2, aunque cada tres años se tiene que someter a un curso de capacitación de 20 horas.

En caso de que Klinsmann no tomara la capacitación o presentara su carnet actualizado, se arriesgaría a ser multado junto al Hertha de Berlín.

Por ello, el club decidiría no tomar el riesgo y preferiría que su técnico no salte al banquillo ante Bayern Munich en la reanudación de la Bundesliga, hasta que recupere su licencia que dejó en Estados Unidos.

Jurgen Klinsmann asumió el cargo como técnico del Hertha de Berlín en la Jornada 13, y desde su llegada, han mostrado mejoría.

Después de comenzar su andar con derrota ante Borussia Dortmund, concluyó el 2019 con cuatro partidos sin descalabro; sumando dos victorias y dos empates.