Las malas noticias han llegado a la Selección Mexicana Sub-23, que momentáneamente vence por la mínima a su similar de Estados Unidos, pero que ha perdido a su guardameta titular tras sufrir una aparatosa lesión.

Tras lo que parecía una jugada de rutina, Luis Malagón chocó con la pierna de Andrés Perea, pero con la mala fortuna de que el contacto provocó que su codo sufriera lo que, en primera instancia se ha manejado como una luxación.

El gesto de dolor del cancerbero necaxista fue evidente y tras ser atedido unos minutos terminó abandonando el terreno de juego en camilla, dejando su lugar a Sebastián Jurado.

Malagón fue de inmediato trasladado a un hospital para realizarle las pruebas correspondientes y confirmar la gravedad de su lesión.