Neymar no fue parte del plantel de Brasil que quedó escandalosamente eliminado de la Copa América Centenario porque se decidió que estará presente en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Aprovechando sus vacaciones, el crack del Barcelona viajó a Estados Unidos para apoyar a sus compañeros de la verdeamarelha pero también tuvo tiempo para divertirse.

Las fotos y videos del delantero en una fiesta realizada en Las Vegas despertaron críticas de algunos sectores que le reclamaron no estar del todo comprometido con el duro momento que atravesó su selección.