La federación inglesa (FA, por sus siglas en inglés) ha acusado a
Edinson Cavani por mala conducta, lo que le podría acarrear un mínimo de
tres partidos de sanción, por llamar en redes sociales "negrito" a un
amigo.

El futbolista uruguayo publicó un mensaje en Instagram
hace unas semanas tras la victoria por 3-2 ante el Southampton en la que
marcó dos goles, llamando "negrito" a un amigo, lo que se considera
ofensivo en Inglaterra.

Cavani borró la publicación y pidió
disculpas, pero la FA ha continuado con la investigación y el delantero
podría hacer frente a una sanción.

Tiene hasta el próximo 4 de
enero para defenderse de unas acusaciones que podrían suponer una
sanción de como mínimo tres encuentros.

El Manchester United ha
defendido la inocencia de su jugador, alegando que no había malicia en
la publicación, al mismo tiempo que han condenado el racismo.