Cristiano Ronaldo fue el encargado de convertir el último penal y sellar el triunfo del Real Madrid para conquistar la undécima ‘orejona’ de los merengues.

El portugués se perfiló y mandó la pelota al lado izquierdo de Oblak mientras que el arquero se lanzó al lado contrario para convertir el último de la serie de penales.

Luego de saberse campeón, Cristiano Ronaldo tuvo un festejo intenso; corrió, de despojó de su playera y fue derribado por sus compañeros.

¡Mira cómo celebró el portugués luego de conquistar la ‘undécima’ del Real Madrid!