Charlotte, campeona femenina de WWE, soprendió al Universo tras despedir a su padre, Ric Flair, en la última edición de Raw y se la vio muy cerca de Dana Brooke. 

La impactante Brooke enfrentó en Smackdown a Natalya, pero hubo interferencia de Charlotte, que provocó la descalificación del combate.

Entre ambas féminas se dedicaron a castigar a Nattie, que no pudo hacer nada.

La reina de la división femenina ya dejó atrás a su padre y ya tiene quien le cuide las espaldas.