Contrario a otras ocasiones por la polémica generada con el PSG acerca de un posible fichaje de Lionel Messi, Ronald Koeman optó esta vez por restarle importancia aunque sí se mostró molesto.

"No sé por qué lo hacen; pero si
ellos quieren hablar del futuro de Messi, que lo hagan. Nosotros tenemos
que centrarnos en ganar partidos", apostilló el técnico previo al viaje a Sevilla para disputar la ida de la semifinal de la Copa del Rey.

Mientras que envío un mensaje a Rudi García: "Ahora entra el entrenador del Olympique Lyon que parece que quiere tener más protagonismo en la prensa, para mí eso no es importante".

Y es que ayer, Rudi García recordó lo que pasó en verano con Memphis Depay y su supuesta marcha al Barcelona:

"Leí que Koeman estaba ofendido con el PSG porque hablaron de Messi antes del partido de la UEFA Champions League; pero con nosotros no se intimidó tampoco, incluso, después de la ventana de fichajes para hablar de nuestro jugador", recalcó el español.

Respecto a las múltiples bajas en la defensa del Barcelona, Koeman analiza si colocará ahí a Frenkie de Jong.

"Retrasarlo sería perder algo en el centro del campo; siempre es mejor escoger a un defensa central que esté acostumbrado a jugar en esa posición", se refirió tras el esguince en el tobillo de Ronald Araujo, quien no tiene fecha de regreso.

Para viajar a Sevilla, quedaron descartados de la convocatoria el
lateral Sergiño Dest, el centrocampista Miralem Pjanic y el delantero
Martin Braithwaite. En este sentido, Koeman explicó que "las bajas son
porque no están bien físicamente".

"Prefiero llevar a gente que
esta al 100%, no es el momento de correr más riesgos. Ya tenemos mucha
bajas, pero para cualquier problema hay una solución", sentenció el
técnico.

Sobre su rival, Koeman elogió la condición física, la
organización y la calidad individual de los jugadores del Sevilla: "Por
eso están arriba en la LaLiga y en semifinales de Copa. Tienen una de
las plantillas más completas del torneo. Deberemos estar bien con balón
para salir bien de su presión", explicó.

"Viendo los últimos
resultados, somos nosotros y el Sevilla los que llevamos una mejor
trayectoria de partidos ganados", admitió Koeman, muy consciente del
peligro que tiene el conjunto dirigido por Julen Lopetegui.

Sobre
las opciones de ganar la Copa del Rey, Koeman dijo que la plantilla se
centra "partido a partido", aunque sí afirmó que "la confianza del
equipo ha subido". "Nos concentramos mejor que antes y hemos sacado
nuestro orgullo en varios partidos para remontar", reivindicó el
técnico.

En este sentido, explicó que, después de remontar en
cuartos de final frente al Granada (3-5), volvió a ver más ilusión entre
los aficionados:

"Muchos culés me dijeron que hacía tiempo que no
celebraban así los goles. Es un orgullo para un entrenador que los fans
vivan con el equipo. Para mí, esto es lo más importante", concluyó.