Ronald Koeman restó trascendencia a la visita de su equipo a Lisboa, donde Barcelona necesita sacar un buen resultado tras caer goleado en el Camp Nou (0-3) ante el Bayern München en la primera jornada de la Champions League.

(En Lisboa) no nos jugamos la clasificación. Es el segundo partido de seis, así que no puede ser decisivo”, manifestó en rueda de prensa.

Eso sí, Koeman pronosticó “un partido bonito e interesante” entre “dos equipos que tienen su estilo” y admitió que el Barça necesita un buen resultado que le dé tranquilidad para afrontar lo que resta de la fase de grupos.

Hemos analizado al Benfica. Sabemos cuáles son sus puntos fuertes. Son rápidos cuando tienen contragolpes. Así que será importante tener el balón y, si hay pérdida, estar organizados”, reflexionó.

El preparador neerlandés entrenó en su día al cuadro lisboeta y lo conoce bien: “Ellos tienen fuerza en los partidos en casa. La mentalidad portuguesa es la de atacar con jugadores arriba“.

Tras el buen partido ante el Levante, Koeman podría repetir de inicio el 4-2-3-1 con el que recibió al conjunto valenciano en la Liga, pero insistió en que “el sistema no es lo más importante” sino “saber dónde queremos apretar al contrario”.

Sobre la reaparición con gol de Ansu Fati -“emocionalmente fue un impacto“, admitió- apuntó que el canterano “ha entrenado sin problemas”, y por eso intentará volver a darle minutos mañana.

En cualquier caso, Ronald Koeman se mostró cauto sobre las aspiraciones renovadas de su equipo recordando que aún tienen muchas bajas y, en este sentido, defendió el fichaje del delantero Luuk de Jong.

El fichaje de Luuk ha sido en el último momento del mercado. También dependía de las lesiones que teníamos. Él nos da mucho, es un atacante diferente. El otro día estuvo bien y cuando lo necesitemos está disponible. Además tiene experiencia en partidos grandes en Europa”, sentenció.

Tras la conferencia de prensa habitual previo a los partidos de Champions League, Ronald Koeman se sinceró en entrevista para Movistar+, donde sigue viendo un panorama pesimista para el Barcelona.

“Hay que ser realistas, hoy en día, con los cambios que estamos haciendo con el equipo, es complicado estar a la altura de equipos muy importantes en Europa“.

EFE